¿Sienten vergüenza los animales?

Ciencia

25 de Marzo del 2014

Y ustedes, ¿qué opinan?

Y no se va la lluvia...


El caso es que hoy a la hora de sacar a pasear a nuestro perro hemos decidido que había llegado la hora de estrenar su chubasquero (no es por cuestión de moda, el pobre lo necesita para no coger frio). No ha sido buena idea ya que éste ha decidido ejercer su derecho a la resistencia pacífica y se ha negado a dar un paso con su nuevo look.


Ante esta situación me ha surgido la siguiente duda, ¿sienten vergüenza los animales?


Si atendemos a la definición de la propia palabra nos encontramos con lo siguiente:


“Sensación humana, de conocimiento consciente de deshonor, desgracia o condenación”.


Por lo tanto parece ser que es un sentimiento exclusivamente humano.


Sin embargo si recurrimos a la Teoría de los afectos de Gershen Kaufman veremos que culpa y vergüenza contienen una línea divisoria que no está del todo definida, y en este sentido, Kaufman considera la culpa como una conducta aprendida que consiste en una acusación hacia uno mismo por una serie de acciones de las que uno se siente responsable. La clave de esta definición está en “aprendida”. Evidentemente a mi perro le he ido enseñando conductas positivas y si las incumple es consciente de que hace mal, al menos así me lo parece. Por lo tanto, si un animal es capaz de sentirse culpable, no debe estar muy lejos de sentirse avergonzado.


Volviendo sobre la propia sensación de vergüenza, ¿qué sabemos sobre su fisiología?


Sabemos que se localiza en el lóbulo derecho, en la parte frontal, en una pequeña zona del tamaño del dedo pulgar (corteza cingulada anterior pregenal) . Y lo sabemos gracias a un curioso experimento en el que se hizo cantar a pacientes con enfermedades neurodegenerativas. Se grabaron aquellos “conciertos” y luego se les reprodujeron a los “artistas” teniéndolos monitorizados. Así pudieron cotejar las reacciones con las zonas cerebrales dañadas de los pacientes y localizar así la zona concreta donde se procesa la vergüenza.


Si les digo la verdad, llegados a este punto, no tengo una respuesta a la pregunta que titula este post. Es verdad que me inclino más por la opción negativa, los animales no sienten vergüenza, pero tampoco puedo certificar esta creencia.


Y ustedes, ¿qué opinan?





<< Tributo a los animales históricos de la ciencia ¿Son las aves más inteligentes que los mamíferos? >>

Comentarios

Impresionantes imágenes del vuelo de la Raya Diablo

Investigadores del Instituto Oceanográfico Scripps asistieron a un encuentro de miles de Rayas Diablo (Mobula mobular ) en el Golfo de California en 2011. Consiguieron unas fotografías impresionantes de los vuelos de este curioso animal.

¡Pero qué leches!

La leche se retira de los supermercados cuando va a caducar y se reenvía a producción donde es repasteurizada y envasada para volver a ponerla en circulación comercial. ¿Seguro?

Tributo a los animales históricos de la ciencia

Desgraciadamente son muchos los animales que contribuyen a la ciencia en contra de su voluntad, o al menos sin que se tenga en cuenta la misma. Sin embargo, poco a poco se va avanzando en cuanto al bienestar animal se refiere, y se pelea para que la utilización de animales en experimentación no sea algo tan habitual como lo ha sido hasta hoy en día. De todas maneras, entiendo que no es éste el foro apropiado para tal debate.

Alto a la policía chimpancé

Los antropólogos han descubierto que los chimpancés median en los conflictos de los otros miembros del grupo, no por su propio beneficio, más bien por mantener la paz.

Pesimismo animal

Decía William George Ward que “el pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, y el realista ajusta las velas”. Ante decisiones trascendentales las personas actúan en muchos casos empujadas por su estado emocional, lo que popularmente se conoce dependiendo de si “ve el vaso medio lleno (propio de optimistas) o medio vacío (propio de pesimistas)”. En 2010 un insólito estudio llamaba la atención de la opinión pública: los perros también pueden ser pesimistas.

Cifonauta, un mar de fotos

Una de las habituales críticas a la ciencia es que ésta, salvo en contadas ocasiones, no es accesible al ciudadano de a pie. Los grandes logros y hallazgos científicos suelen permanecer en el anonimato en gran parte por el escaso interés de la propia comunidad científica en divulgar los resultados de sus investigaciones.

Los autores

David Melguizo

David Melguizo

Geólogo, Master en Geofísica y Meteorología, pero sobre todo soy un apasionado de la ciencia.

Xabier Iglesias

Xabier Iglesias

Profesor y Comunicador. Pretendiendo innovar en periodismo con Seguimos Informando . Domando Unicornios.