La motivación es la clave para el éxito del alumnado

Ciencia

26 de Diciembre del 2011

La enseñanza es una profesión realmente complicada. Exige un equilibrio entre el conocimiento del alumno, empatía, disciplina y educación en valores y contenidos. Este equilibrio es propio de cada alumno, por lo que en una clase de 30 alumnos debes investigar y conseguir articular 30 equilibrios diferenciados para tener éxito en tu labor.

Sin embargo existe una cualidad que es común a todo tipo de alumno, la motivación. Con un alumno motivado el proceso se simplifica en la misma medida que crecen las ganas del alumno por aprender. Un alumno motivado no conoce límites en su sed de conocimiento y experiencias, en todo caso, será él mismo quien se marque límites a la hora de realizar elecciones entre los ámbitos que le generan un mayor interés.


El año pasado celebramos en Donostia-San Sebastián el festival “Passion for knowledge”. Tuvimos la oportunidad de contar en nuestra ciudad con varios premios Nobel y escuchar de primera mano sus historias y experiencias. Acudí a un encuentro de alumnos con Ada Yonath y Silvia Earle, acompañando a 3 alumnas de bachiller. De por sí ya eran alumnas buenas y muy motivadas, pero escuchar en primera persona a dos grandes de la investigación mundial provocó seguramente que sus horizontes se hicieran más grandes aún.


Escribí el siguiente artículo en relación a aquella visita:


http://periodismohumano.com/sociedad/educacion/transmitir-la-pasion-por-la-ciencia.html


Este fin de semana he recibido el correo de dos ex-alumnos de matemáticas. Son realmente jóvenes, 14-15 años. Me cuentan que participan en un concurso llamado YouTube Space Lab, que consiste en diseñar un experimento a realizar en el espacio exterior y explicarlo en un video. Necesitan toda la ayuda posible, que se traduce en el mayor número de visitas y votos positivos posibles en el portal de videos.


No me ha sorprendido en absoluto esta nueva aventura que emprenden estos alumnos. Ellos no pudieron optar al encuentro de alumnos e investigadores por no cursar bachiller, pero acudieron a la conferencia que impartía esa misma tarde Ada Yonath para el público en general, una conferencia bastante técnica acerca de sus investigaciones. Al término de la misma se acercaron al escenario y con su humilde inglés hablaron directamente y se fotografiaron con una premio Nobel.


Lo más seguro es que el nivel de matemáticas que les impartí no les permita avanzar mucho más del nivel que les corresponde por edad y curso. Sin embargo, sí que estoy seguro de que al cultivar la motivación por los temas científicos les he aportado una herramienta para impulsar su autoaprendizaje.


Quisiera terminar este artículo con el siguiente poema de Walt Whitman:


 


"Cuando escuché al docto astrónomo,


cuando me presentaron en columnas


las pruebas y guarismos,


cuando me mostraron las tablas y diagramas


para medir, sumar y dividir, cuando escuché al astrónomo discurrir


con gran aplauso de la sala,


qué pronto me sentí inexplicablemente hastiado,


hasta que me escabullí de mi asiento y


me fui a caminar solo,


en el húmedo y místico aire nocturno,


mirando de rato en rato,


en silencio perfecto a las estrellas."


 






<< Y tuvimos algo importante que decir. El origen del habla en Homínidos Llullaillaco, un descubrimiento de altura  >>

Comentarios

Kanzi, el bonobo que literalmente “entiende” lo que le dices

Si existe una superestrella dentro de la comunidad bonobo, este podría ser Kanzi, que significa “tesoro” en Swahili. Nacido el 28 de octubre de 1980, Kanzi llegó al Centro de Investigación del Lenguaje de la Universidad del Estado de Georgia cuando tenía seis meses. Se dice de él que es el primer mono en demostrar comprensión real del lenguaje hablado.