150 millones de nuevas miradas

Ciencia

03 de Diciembre del 2011

Algo tiene que tener el color claro de los ojos, o el del pelo, para que nos resulte tan exótico a los humanos. No es algo tan evidente como la obsesión de los canes con las pelotas, que pierden la noción del tiempo y espacio ante la posibilidad de atrapar su trofeo esférico, o la abstracción de los felinos ante una mota de polvo que dibuja acrobacias imposibles surcando el aire, pero sí que es algo que ha superado todas las adversidades y generación tras generación ha recorrido el tiempo hasta nuestros días.

Una sola persona ha creado una estirpe que actualmente ronda los 150 millones de personas en el planeta, que no es mucho si se compara con los 7000 millones de habitantes que lo poblamos, no más de un 2,15%, pero sí que es una barbaridad teniendo en cuenta que todos descienden del mismo ancestro.


Para entender mejor qué es el color del ojo hay que analizar un poco el órgano. En la especie humana la variación de colores en el ojo va desde el marrón originario hasta el verde, y es que el color azul, como tal, no existe, es un efecto visual. El color del ojo corresponde al del Iris y lo determina la cantidad de melanina que posee. La melanina es el pigmento que va a estar presentes en todas las coloraciones de nuestro cuerpo, la piel, el pelo y, claro está, el ojo.


El equipo del profesor Hans Eiberg, de la Universidad de Copenhague, comenzó a estudiar el origen de los ojos claros hace unos 15 años. La clave genética que siguieron en su regreso al pasado fue la producción de melanina, descubrieron lo siguiente, que no la regula un solo gen, es un conjunto de genes el que está implicado en la determinación del color.


Entre ellos se encuentra el famoso gen MC1R, que curiosamente también está implicado en el origen del pelo rubio. Pero hay dos genes determinantes, el OCA2, que es el responsable de la cantidad de melanina que se produce en las células del Iris, y el HERC2, que interrumpe la acción del anterior.


Bien, pues en un periodo de tiempo entre el 10000 y el 6000 a.C. en la zona del Cáucaso, algún ancestro desarrolló una pequeñísima mutación que habilitó al gen HERC2  en esta nueva función, y como resultado, 150 millones de nuevas miradas.


Ahora bien, esto explica el qué y no el cómo. Se trata de una mutación que no aporta beneficio alguno, por lo tanto, ¿cómo se ha extendido de esta manera y ha perdurado hasta nuestros días?


El equipo del profesor Peter Frost, de la Universidad de Saint Andrews en Escocia,  ha intentado arrojar un poco de luz sobre estas cuestiones. Su hipótesis es que hace unos 10000 años el hielo comenzó a retirarse de Europa y nuestros ancestros europeos comenzaron a cazar grandes piezas, lo que suponía una actividad peligrosa y causaba muchas bajas. La proporción entre hombres y mujeres varió y comenzó una competencia para poder emparejarse. Las mujeres con ojos y pelo claro resultaron exóticas, diferentes, y se vieron favorecidas al buscar pareja.


¿Ha cambiado mucho la situación desde entonces? ¿Continúan los caballeros prefiriéndolas rubias?


Pues parece que no corren buenos tiempos para lo exótico, más de la mitad de los hombres se empareja con mujeres morenas de ojos oscuros y si las cosas no cambian la OMS estima que tanto el pelo rubio como los ojos claros tenderán a desaparecer con el tiempo. Aunque los caballeros las prefieren rubias, se casan las morenas.


--------------------------------------------------------------------


Foto original realizada por Cristian Roberti


https://www.flickr.com/photos/cristian_roberti/5967081227/in/gallery-lulu-press-72157627461208583/





Sociabilizarse o producir: la cerveza como punto de discordia >>

Comentarios

La evolución es cuestión de tiempo, o no

El equipo de investigación chino del Doctor Li Jin, de la Academia de las Ciencias de Shanghai, ha dado por validada su hipótesis de que los esclavos africanos sufrieron modificaciones genéticas para adaptarse a su nuevo ambiente en el continente americano.

Guerreros mongoles en el Ampurdán

Existe una mancha azulada que suele aparecer en algunos bebés. Es una mancha no uniforme, de tamaño variable, que aparece en la parte baja de la espalda y nalgas. No es nada importante, ya que desaparece al poco tiempo de aparecer.

¿Quién recibió con alegría a los primeros americanos?

Llevaba días dándole vueltas a la idea. Conocía la realidad de su estatus dentro del clan y sin embargo, aun sabiendo que él no era el líder, no conseguía liberarse del peso del mundo sobre sus hombros. El destino de su gente le preocupaba y mucho. Se sentía responsable de sus congéneres.

Se hace camino al andar

Tras estudiar más de 200 fósiles de diferentes mamíferos se ha llegado a la conclusión de que una mutación en los genes de los embriones podría ser la causa del bipedismo ya que dicha mutación provocaba una transformación de las vértebras.

Cifonauta, un mar de fotos

Una de las habituales críticas a la ciencia es que ésta, salvo en contadas ocasiones, no es accesible al ciudadano de a pie. Los grandes logros y hallazgos científicos suelen permanecer en el anonimato en gran parte por el escaso interés de la propia comunidad científica en divulgar los resultados de sus investigaciones.